Últimas novedades en joyas   |   2 DE JUNIO, 2021

Tipos de piercing y sus nombres

Tipos de piercing: para la oreja, la nariz, el ombligo, la ceja o en el labio...hay tantos piercing y nombres como combinaciones para llevarlos.

 

No descubrimos nada nuevo al decir que los piercing siguen causando furor. En nuestro blog de Joyerías Jose Luis vamos a descubrir los tipos de piercing que existen y sus nombres. La proliferación y tendencia en joyería de este estilo de pendientes ha permitido que hoy en día puedas encontrar este tipo de piercing en oro, plata, diamantes y con infinitas formas y diseños diferentes. 

Según la posición del agujero en la oreja

Existen diferentes tipos de piercing según el lugar de colocación y la posición que ocupa el piercing en el agujero o lugar de la oreja. Lóbulo, Hélix, Contrahélix, Anti-tragus... ¿te suenan? son algunas de las zonas donde cada vez más mujeres y hombres se animan a ponerse un piercing de plata, oro, diamante o acero.

 

Piercing en el lóbulo, en el lóbulo alto y en el lóbulo aún más alto

Si tienes más de un agujero en la oreja, podrás encontrar una colección de novedades de piercing disponibles; los cierres de los piercing acostumbran a ser de tipo bola pequeña, lo cual genera menos roces y ejercen menos presión sobre el lóbulo. Podrás descubrir infinitas opciones, desde el típico piercing con brillante pequeñito para estilos sencillos y elegantes, hasta las múltiples combinaciones con otros tipos de pendientes, como el caso de los trepadores

¿Hay límite de piercing para llevar en la oreja? Generalmente se pueden llevar en el lóbulo de la oreja hasta tres o cuatro piercing, depende un poco del tamaño de la oreja y el espacio para varios agujeros.

Piercing en el lóbulo: El primer pendiente es el nombre que se da al pendiente más habitual de la oreja, son los agujeros que nos suelen hacer desde que somos pequeños.

Piercing en el lóbulo alto: El estilo de piercing de lóbulo alto adquiere mucha visibilidad y belleza en estilos donde la oreja se muestra despejada.

Piercing en el lóbulo más alto: Se coloca en la parte más alta del lóbulo de la oreja, casi en la parte opuesta al primer pendiente.

¿Duele un piercing en el lóbulo alto? De forma general no suele producir más dolor que en otro tipo de piercing, si la cicatrización es buena suelen ser menos dolorosos que el agujero de pendiente tradicional. 

Tipos de piercing para el lóbulo, lóbulo alto y lóbulo más alto

  

 

Piercing hélix y Piercing Anti-Hélix

El piercing tipo hélix está de moda. Se trata del que colocamos en la parte superior de la oreja, en el cartílago. Los piercing tipo hélix ponen solución a los que no quieran hacerse agujero ya que no es necesario para lucirlos. Este tipo de pendientes actualmente no necesitan perforación, se pueden encontrar semiabiertos por lo que simplemente apretando, los puedes ajustar al cartílago, abrazándolo. 

El piercing tipo Anti-Hélix es el piercing que se coloca en la cara interna de la oreja, justo en posición opuesta al tipo hélix. Este tipo de piercing requiere de performación.

¿Duele el anti-hélix? Como en casos anteriores, no más que el proceso de hacerse un agujero en la oreja. Con cuidados y precaución de que no se infecte no conlleva pasar un mal trago de dolor.

 

Tipos de piercing Hélix

 

Tipos de piercing Anti-Hélix

Para los piercing anti-hélix existen selección de diseños donde priman los pequeños pendientes o aritos. Este tipo de aros o abridores pequeños, son fáciles de colocar y de poner y sacar si es necesario.

  

Piercing Tragus y Anti-Tragus

Piercing de tipo Tragus: Este estilo de piercing es cada vez más habitual. Lo mejor que tiene es que da mucha visibilidad al piercing, ya que se localiza en la parte media de la oreja, que más cerca está de la mejilla.Tras la cura de la perforación en esta zona de la oreja permite un escenario de posibilidades infinitas en cuanto a estilos, formas, piedras brillantes, diamantes, aros pequeños, etc. 

Piercing de tipo Anti-Tragus: El piercing opuesto al Tragus. 

¿Duele el piercing Anti-Tragus? El grado de dolor es diferente en cada persona, pero por lo general este tipo de piercing sí puede ser más doloroso que los comunes, porque implica perforar un cartílago. Pero si buscas tendencia, este es tu piercing.

Tipos de piercing Tragus

  

Piercing Rook y Piercing Daith

Piercing de tipo Rock: Se localiza en el interior de la oreja. Lo más recomendable es un piercing bastante pequeñito, ya que es una zona delicada que requiere de ser cuidadoso. Además la zona tampoco deja mucho más espacio, si te atreves con este tipo de piercing los aros suelen ser uno de los estilos más representativos.

Piercing de po Daith: Este tipo de piercing se localiza en la zona más interna de la oreja, en la parte inferior del cartílago por la parte interior. No es doloroso, pero siempre tendrás que tomar precauciones. Los primeros días, tendrás que tener cuidado con su desinfección y no apoyar la oreja sobre la alhomada al dormir, hasta su completa cicatrización.

Tipos de piercing rock y daith

  

Piercing Snug 

Piercing de tipo Snug: Este es un piercing tan inusual como original, poca gente se atreve a llevarlo. Se localiza a media altura de la oreja, es decir si tocas tu oreja a media altura. Se puede ver los dos extremos del piercing, tanto en el cartílago externo como en el interno. Se suele incoporar un pendiente básico con dos bolitas en sus extremos o bien un aro minúsculo.

Piercing Cuff o Ear Cuff

Un piercing de los 90 que se reinventa con diseños muy despampanantes. Los ear cuff se sostienen en el lóbulo hélix de la oreja sin necesidad de tener un agujero, la colocación de este piercing es sencilla y no es necesario tener varios agujeros para poder llevarlos, basta con al menos un agujero de los tradicionales. 

Los ear cuff pueden incluir una pequeña cadena, fina, que sube en el entorno de la oreja. El resultado es un look muy favorecedor y vistoso en el que la oreja simula tener varios agujeros. 

Tipos de piercing Earcuff

 

 

También existe la posibilidad de colocar este piercing en el agujero del pendiente y dejar suelta la cadena y el arito que cuelga de ella, de esta manera:

 

¿Por qué se popularizaron los piercing?

La moda de los piercing no es puntual. Ha llegado para quedarse de pleno entre las tendencias en joyería de los últimos años. En su momento los piercing se comenzaron a llevar como un complemento de la imagen de una generación o persona que mostraba generalmente transgresión, rebeldía y disconformidad con estilismos de vanguardia.

Atrevimiento, personalidad, sensibilidad, cambio, eran símbolos que se ocultaban debajo de esta moda de llevar pendientes, dilataciones o tatuajes. Hoy por hoy, las tendencias en la moda piercing apuestan por este complemento como una joya base del estilismo de muchas mujeres, un accesorio de moda y y la joya perfecta para adaptarse a todo tipo de looks. 

Es común combinar piercing en varias partes del cuerpo: cejas, nariz, ombligo... pero sin duda su uso más generalizado es el de los piercing de la oreja. 

Y es que por lo que parece, la moda de los multipiercings no ha hecho más que empezar.  

 

Si tienes dudas sobre los piercing disponibles en nuestras joyerías te invitamos a descubrir esta selección de piercing de oro, plata o diamantes.

Gracias por seguir confiando en nosotros.