Consejos en joyas   |   20 DE ENERO, 2023

¿Cómo cuidar tus joyas?

Para que tus piezas de joyería se mantengan siempre perfectas y duren, te enseñamos cómo cuidar tus joyas. ¡Entra!

Las joyas son un gran tesoro que, para mantenerse como el primer día, es necesario cuidar a la perfección. Aunque sus materiales sean resistentes, el uso y el tiempo pueden afectar al lustre de las piezas, por eso conocer las características de las joyas es importante para aplicarles los cuidados más adecuados. ¡Aprende cómo cuidar tus joyas y haz que se vean siempre perfectas!

Cómo cuidar tus joyas adecuadamente

Cuidados generales de las joyas

Para mantener tus joyas perfectas siempre, existen una serie de recomendaciones generales que se pueden seguir y, de esta forma, las joyas se verán como el primer día. Tanto para cuidar las joyas de plata como para cuidar tus joyas de oro, lo principal es evitar exponer las joyas a productos cosméticos, como pueden ser cremas, sprays, perfumes o similares. Estos productos pueden dejar residuos y perjudicar las piezas, por lo que es mejor utilizarlos y, posteriormente, ponerse las joyas. Un buen consejo para proteger  tus joyas es ponerlas justo antes de salir y retirarlas al llegar a casa.

De la misma forma que los productos cosméticos pueden dañar las piezas de joyería, los artículos de limpieza también pueden perjudicarlas. Nunca manipules productos químicos de limpieza con tus joyas puestas, pues pueden ver afectada su integridad. Y, si no puedes retirarte las joyas, utiliza guantes para evitar la exposición a los agentes químicos.

El sudor y el pH de una persona también puede influir en el estado de las joyas, pues a la larga, su acidez puede dañar los materiales. Esto es un motivo para evitar hacer deporte con joyas puestas, además de las posibles pérdidas que se pudieran ocasionar.

Dormir con tus joyas puestas tampoco es muy recomendable. Además de la sudoración nocturna que, como hemos visto, puede afectar negativamente a las piezas de joyería, durante el descanso pueden darse enredos o engancharse y, de esta forma, romperse. Mejor retirarlas y ponerlas al día siguiente.

Como puedes ver en nuestro artículo acerca de cómo cuidar las joyas en verano, durante esta época también es importante prestar especial atención a las joyas, pues su exposición al sol o su uso en piscinas o el mar puede motivar su deterioro (debido al cloro y el salitre). De igual forma, mucho cuidado con los cambios de temperatura extremos.

Jose_Luis_Joyerias_pulseras_oro

Guardar tus joyas correctamente

Un paso muy importante para cuidar tus joyas de oro y de plata es almacenarlas de forma adecuada. No basta simplemente con guardarlas en un joyero, hay que disponerlas de una forma concreta. 

Primeramente, el joyero o las cajitas de joyas no deben estar expuestos a la luz solar ni a fuentes de humedad. Lo preferible es situarlos en un espacio protegido de los rayos del sol y fuera de ambientes húmedos.

Para evitar que las joyas se rayen o estropeen, lo ideal sería guardarlas por separado y ordenadas, bien en sus propias cajas o en bolsitas, evitando que se rocen. Esto es especialmente importante en las cadenas, las gargantillas y las pulseras, pues pueden enredarse unas con otras o con ellas mismas y romperse. Para ello, deben permanecer siempre cerradas e, incluso, pueden envolverse en un papel o tela suave para estar más protegidas.

En el caso de los pendientes, también es recomendable que sean guardados con sus respectivas tuercas, de esta forma evitarás perderlas y acabar usando una que no se ajuste bien al pendiente.

También su transporte al viajar merece especial atención y hacerlo en un lugar adecuado, donde las joyas permanezcan protegidas durante todo el trayecto.

Jose_Luis_Joyerias_pendientes_aro_plata

Limpiar las joyas

La limpieza de las joyas también ayudará a que se vean perfectas durante más tiempo. Tanto las joyas de plata como las joyas de oro requieren de un proceso de limpieza concreto. Lo ideal sería mantener una rutina de limpieza habitual, es decir, poder limpiarlas después de cada uso para eliminar el polvo y otras partículas de suciedad y, de esta forma, almacenarlas correctamente. Para ello, utilizar una gamuza especial es lo más recomendable, como la gamuza disponible en José Luis Joyerías para la limpieza y conservación de joyería.

De una forma más esporádica, cuando las piezas de joyería estén muy sucias, se pueden sumergir durante unos minutos en agua tibia con jabón neutro, limpiarlas y secarlas muy bien con una gamuza o paño suave, que no deje fibras. También, de manera ocasional o ante cualquier duda, se puede acudir directamente a la joyería para que el profesional pueda aplicar una limpieza más completa.

Siguiendo estos consejos sobre cómo cuidar tus joyas de plata y oro conseguirás mantener su brillo y lustre durante mucho tiempo. ¡Disfruta de tus joyas!