Consejos   |   3 DE AGOSTO, 2018

El cuidado de las joyas en verano

Volvemos con nuestros consejos sobre joyas porque nos encanta divulgar sobre el cuidado y conocimiento de las mismas.

Hemos decidido aportaros algunos consejos relacionados con el sol, la playa, agentes químicos,etc. Por supuesto, en verano las joyas son un complemento imprescindible que luce a la perfección con todos nuestros outfit y con ese estupendo nuevo tono de piel. El color de las joyas en contraste con la ropa veraniega suele ser una combinación acertada, y se impone por lo tanto el momento perfecto para lucirlas. 
 
 
Además de en eventos, en el día día durante las vacaciones, solemos lucirlas, e incluso llevarlas a lugares que aunque a priori puedan no parecer nocivos, pueden estropear esa pieza que tanto valor tiene para nosotros.
 
Así, aunque se trate de materiales de gran dureza como el oro amarillo  o los diamantes, desaconsejamos el uso de las piedras preciosas e incluso la plata en la playa. La razón es sencilla; aunque los materiales más duros (diamantes, piedras preciosas, oro amarillo de 1ª ley) presentan menor erosión en contacto con el sudor o el calor, corren el riesgo de ser golpeados, arañados, etc. y la plata, aunque si puede bañarse en agua salada, sufre al igual que el oro blanco, la acción del cloro, la arena, el sudor y/o la exposición al sol.
                                                                                                                        Piezas Colección Verano 2018
 
 
Como ya os hemos comentado en otras ocasiones, cremas hidratantes, tratamientos con aceites o protectores solares y joyas no son una buena combinación, ya que los mismos poseen una carga de productos químicos que sumados al calor y el sudor, pueden causar un daño irreversible en las piezas. Lo ideal es por tanto no utilizarlas en playas y piscinas, para protegerlas y preservarlas.
 
Si lo tuyo es el deporte y aprovechas tus vacaciones par practicar el que más te gusta, te aconsejamos más que nunca dejar tus joyas en casa. Además del calor y el sudor, es peligroso emplearlas durante por ejemplo deportes de contacto (corres el riesgo de hacerte daño con ellas) o en deportes como tenis, baloncesto, voley-playa, etc. donde las manos suelen sufrir más, y llegan a tener una pequeña hinchazón provocada por la actividad y el calor. Si a la misma sumamos el uso de pulseras y/o anillos o sortijas es fácil que empeore, ocasionando molestias y mayor hinchazón. Os recomendamos que las luzcáis en otro momento del día.

 
 
 
 
Esperamos que disfrutéis de este mes de descanso y no os perdáis los siguientes post sobre tendencias.